La ciudad alemana de Baden-Baden (sur del país) busca un mecenas dispuesto a adquirir la villa en la que el compositor de origen francés Pierre Boulez residió hasta su fallecimiento el pasado año. El anuncio de la puesta a la venta del


A la idea se sumaron también políticos locales que defienden los planes de mantener el edificio para uso público y convertirlo en una especie de academia artística.

“No queremos convertir la villa en un museo, eso no respondería al espíritu de Pierre Boulez”, señala la portavoz de la iniciativa, la fotógrafa Simone Demandt, quien mantenía una estrecha relación de amistad con el compositor.

El ayuntamiento de Baden-Baden tampoco contempla la compra, dado el excesivo importe, aunque esperan a que la iniciativa cultural defina con mayor exactitud su proyecto para dar más detalles sobre una posible participación. “Entonces podremos decir algo más”, dijo una vocera de la administración local.

La comunidad de herederos que la ha puesto a la venta ha fijado un precio de 2,8 millones de euros. A este desembolso habría que sumar además los costes de mantención y otros gastos derivados. Pierre Boulez, uno de los compositores y directores de orquesta contemporáneos más destacados, residió durante décadas en esta villa cuya construcción data del siglo XIX. En ella también compuso buena parte de sus obras. Falleció el 5 de enero de 2016 a los 90 años de edad en Baden-Baden. (dpa)