El domingo 14 de diciembre se presentarán en el Teatro del CCCH- Centro Cultural Chacao dos espectáculos musicales de alto nivel, a las 11:00 a.m. “Al dulce nombre de Jesús” y a las 5:00 p.m. “Vuelve Pacheco con La Parranda”, cada uno con una entrada general de Bs. 500 que pueden ser adquiridas en la taquilla del Teatro, Avda. Tamanaco, El Rosal, de martes a domingo de 10:00 a.m. a 7:00 p.m. o por www.ticketmundo.com
IMAGEN DOS PROPUESTAS MUSICALES NAVIDEÑAS
En “Al dulce nombre de Jesús”, el aguinaldo venezolano de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, es el protagonista. Espléndida Noche, A ti te cantamos, Purísima, Niño lindo, Tuntun, Precioso Querube y Cantemos, cantemos, entre otros, todos de autores representativos de este género, como Ricardo Pérez, Rafael Izaza y Rogerio Caraballo, serán interpretados por dos destacadas voces larenses: la soprano Joselín Ledezma y el barítono Gerardo Herrera.

La pianista valenciana Rissa Salinas y el cuatrista merideño Yhonny León harán el acompañamiento instrumental, con la participación especial en el pandero de Leopoldo “Pololo” Márquez Muñoz-Tebar, reconocido promotor cultural, miembro de la directiva de la Compañía Nacional de Ópera y ex integrante de la Agrupación Polifonía donde, por más de dos décadas, fue el panderista oficial de sus presentaciones navideñas. La narración estará a cargo de las actrices Jariana Armas y Lya Bonilla.

En la caída de la tarde Vuelve Pacheco con La Parranda, agrupación de larga tradición, orientada a la preservación de la música tradicional navideña del país. Dirigida por Jorge Jórgez, durante más de treinta años ha sido reconocida por público y crítica por sus acopladas voces y por la alegría propia de estas fiestas que contagian en cada interpretación.

En este concierto, La Parranda bautizará el disco que da nombre a su concierto y que reúne un repertorio de parrandas y aguinaldos de distintas regiones del territorio nacional, rindiendo tributo a uno de los íconos de la Navidad venezolana: Pacheco, legendario personaje procedente de Galipán, cuyo nombre es relacionado con el frio decembrino. Decir Pacheco, entonces y ahora, es sinónimo de que se acerca la Navidad.

Para la Fundación Morella Muñoz, promotora de ambos conciertos producidos por Grupo Escenario, se trata de una oportunidad única para acercar a toda la familia a la mejor tradición venezolana. Para Gunilla Álvarez, quien preside la Fundación creada para enaltecer los valores artísticos y humanísticos de esa extraordinaria mezzosoprano venezolana, se trata además de “mostrar la vigencia de un legado musical que no podemos olvidar sino, por el contrario, tenemos que mantener vivo y acercarlo a las nuevas generaciones de venezolanos para que puedan justamente tener a mano ‘la tradición’ de nuestros cantos primarios y nutrirse de ellos, al tiempo que se enfrentan a las nuevas tendencias”.