Con el nombre de 11:11 Pulso de Vida, el compositor venezolano Abraham Gustin lanzó al mercado su tercera producción discográfica, un trabajo musical que se ubica en el género de World Music, con un marcado carácter sinfónico que utiliza el cuarteto de cuerdas como parte fundamental para sus arreglos orquestales.


En 11:11 Pulso de Vida “los cuatro elementos como expresión de la fuente, se reúnen para hablar de la creación, un pulso lento y estable que acompaña el surgimiento de la vida” afirma Gustin, para quien este proyecto habla de “la posibilidad de utilizar la música como un catalizador para el cambio”, lo cual se complementa con el significado del número maestro 11:11 que denota el crecimiento del ser humano hacia una nueva era más espiritual y equilibrada. Y termina la idea al señalar de manera metafórica que su producción no es más que “una gran pintura sonora que narra historias fantásticas” presentado en un CD que se compone de 12 tracks y que incluye dos hermosos valses venezolanos.

A través de sus interpretaciones, Gustin busca que “la magia de la música, como esencia sagrada para potenciar la luz, nos ayude a neutralizar la oscuridad.

Un estandarte que abre los caminos hacia una nueva consciencia, una supraconsciencia para entendernos desde adentro, desde lo íntimo, para descifrar y transformar la ilusión del mundo externo”. Y añade “11:11 habla de un hombre sencillo que alcanza su maestría para convertirse en un ciudadano del mundo”.

En la producción de 11:11 Pulso de Vida participaron destacados músicos venezolanos, como el maestro Arnaldo Pizzolante en el piano, el director de la Orquesta Filarmónica de Venezuela, Luis Miguel González, (graduado con honores en el Royal College of Music de Londres), el ex-concertino de la Orquesta Sinfónica de Venezuela Jesús Hernández, el tenor Idwer Álvarez, el guitarrista Eddy Pérez y el maestro Alí Agüero, entre otros distinguidos músicos venezolanos.

También contó con conocidas figuras en la producción musical como es Franco Castellani; en los arreglos, junto al profesor José Baroni, quien recientemente fue premiado en la ciudad de Berlín. Por otra parte, la grabación fue hecha en dos estudios de Caracas, uno de los cuales estuvo a cargo del ingeniero de sonido Giovanni Sciortino, quien ha recibido el premio Latin Grammy en dos oportunidades. La mezcla del disco fue realizada por Boris Milán en Miami, quien ha sido galardonado con 4 Latin Grammy y nominado más de 12 veces por su impecable trabajo.

11:11 Pulso de Vida fue masterizado por uno de los estudios más importantes en el mundo de la música, el Metropolis Mastering Studio en Londres (Inglaterra), a cargo del ingeniero de sonido Tony Cousins, muy conocido en el medio musical internacional por haber trabajado con figuras tan destacadas como Peter Gabriel, Elton John, entre otros.

“Sin duda que la difusión de este trabajo musical ayudaría a enaltecer los valores venezolanos como un bastión de nuestra cultura”, concluyó Abraham Gustin.

El nuevo CD 11:11 Pulso de Vida también estará disponible en las más importantes distribuidoras digitales como CDBaby, iTunes, Amazon, Spotify, entre otras a nivel mundial. Durante su carrera musical, Gustin (www.abrahamgustin.com) ha publicado tres discos, siendo su primera producción discográfica “La Casa de David” en el año 2006 y “Blue” en el año 2009.