Vía: www.aaronsztarkman.com/ Recomendamos revisar este blog con detenimiento, contiene información que consideramos pueda ser de mucho interés | Aaron Sztarkman | Este Negocio de la Música

Como lo hablamos en nuestro post de la semana pasada, el branding para músicos es un una herramienta muy importante para hacer avanzar tu carrera en el negocio de la música. Hay que enfatizar que el branding es un proceso, no un destino: Cada día, con cada acción que tú haces, construyes tu imagen y el mensaje que deseas comunicar.

Tu “marca” es tu visión de lo que eres y lo que puedes hacer por tu público. Es un mensaje que expresa lo que te hace único y memorable, distinguiéndote así de tu competencia y logrando conectarte con tu audiencia en un nivel emocional para que puedan trabajar contigo.

Puedes definir tu “marca” personal usando estos 4 fáciles pasos:

Paso 1: ¿Cómo soy único?

Una marca personal articula las cualidades específicas que posees y que te hacen sobresalir de tu competencia. Para comenzar, tienes que definir qué es único e inusual sobre ti contestando estas tres preguntas:

1. ¿Cuál es mi esencia?
2. ¿Cómo es trabajar conmigo?
3. ¿Qué es lo que la gente recuerda más sobre mí y cómo describirían ellos la experiencia de trabajar conmigo?

Paso 2: ¿Qué hace distintivo lo que yo hago?

El siguiente paso es mirarte a ti mismo de una manera integral y definir qué es lo que tú haces que es único. Analiza tus intereses, pasatiempos y preferencias. Por ejemplo, ¿qué dicen de de ti tus tres libros, películas o canciones favoritas? ¿Qué aprendería alguien sobre ti sabiendo tus gustos en música, comida o deportes?

1. ¿Cuáles son tus intereses preferidos? ¿Qué dicen de ti?
2. ¿Qué es lo que tú haces -combinado con lo que te hace único- que te distingue de tus colegas en tu profesión?

Paso 3: ¿Cuál es mi público objetivo y por qué soy yo la persona indicada para satisfacer sus necesidades?

Este paso es crítico por dos razones: Primero, porque valida el hecho que tus dones únicos son viables comercialmente y segundo, porque te ayuda a clarificar tus objetivos para que puedas trazar tu carrera lo más eficiente posible. Para completar este paso, contesta las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es mi público ideal? Construye el perfil de una persona que ejemplifique las cualidades de la audiencia con la que tu quisieras trabajar, enseñar y mostrar tus dones. Haz una lista de estas cualidades. En este post podrás encontrar una guía.
2. Prioriza estas cualidades en tu propio orden de importancia.
3. ¿Por qué estás específicamente posicionado para satisfacer las necesidades de este público?

Paso 4: ¿Por qué hago lo que hago?

El último – y probablemente el más importante- paso al crear tu propia “marca” personal es comprometerte con ella en un nivel emocional para poder conectarte de verdad con tu público objetivo.

Hazte estas preguntas:

Si el mundo fuera perfecto, ¿qué trabajo estaría haciendo?
En este mundo perfecto, ¿qué estoy logrando con mi trabajo?
En este mundo perfecto, ¿qué impacto estoy logrando en el público?

Estas respuestas son tu propósito de vida.

Un ejemplo de este último paso puede ser un músico que, en este mundo perfecto, hace vivir experiencias que perduran a su público, quienes a su vez comunicarán dichas experiencias a personas de su comunidad, expandiendo de esta manera el alcance de su música. Este músico está cumpliendo su propósito produciendo festivales de música o conciertos privados con oportunidades de educación e interacción entre colegas y sus públicos.

Construye tu declaración de marca

Soy un/a _____________________________________________________________
(músico/artista etc. – cómo te veas profesionalmente)

que __________________________________________________________________
(describe cómo usas tus dones únicos)

para _________________________________________________________________
(describe tu público objetivo)

para que ellos puedan _______________________________________________
(describe la experiencia deseada que quieras que tenga tu público)

He aquí un ejemplo de una declaración de marca:

Soy un músico apasionado, creativo e inspirador que brinda emociones, enfoque y liderazgo a audiencias comprometidas y de actitud abierta (o estudiantes) para crear experiencias memorables que ellos desearán compartir con sus comunidades.

¡Felicidades! Tienes ahora una declaración que cristaliza la esencia de lo que eres y que explica a tu público objetivo por qué te necesitan.