El mundo celebró el 450 aniversario del nacimiento del compositor Claudio Monteverdi (1567-1643) con fastuosas producciones de sus óperas, conciertos y talleres, y en Venezuela también se le rindió homenaje a su genialidad. “El fin de toda buena música es afectar el alma”, rezan sus palabras, y su obra así lo refleja.

“Si la música hubiese seguido los caminos de Monteverdi, yo  hubiese nacido mucho antes”. Así dijo el maestro Igor Stravinsky en el Aula Magna de la UCV respecto al título que comúnmente se otorga a Johann Sebastian Bach como el padre de la música moderna, y consideró que lo justo sería llamar así a Claudio Monteverdi.

Por Jerónimo Ramos Prince

Lo dijo en un encuentro con las más importantes personalidades de la música en el marco de una visita a nuestro país, cuando vino en el año 1962 a dirigir a la Orquesta Sinfónica de Venezuela por segunda vez. Según él, la música de Bach, sin que por ello le despojara de toda su genialidad e indiscutible aporte a la literatura musical universal, supuso una vuelta al pasado en comparación a las innovaciones en las formas, las ideas y las audacias armónicas desarrolladas por Claudio Monteverdi (1567-1643), la figura más importante de la transición entre la música renacentista y la barroca, quien reformó todos los géneros musicales conocidos hasta el momento y prácticamente inventó los géneros de música dramática tal como los conocemos hoy día según los fundamentos de la Camerata Fiorentina, donde se establece que la importancia de los afectos son la base para el desarrollo de un estilo de composición en que la música se pone al servicio de la palabra, dando origen a la ópera: “Primero la palabra, después la música”.  La música es esclava de la poesía, según sus propias palabras.

Monteverdi, además de inventar y reinventar las formas de cada género,  evolucionó la escritura musical de forma sorprendente al adoptar un lenguaje cromático de gran libertad armónica, instituyó efectos musicales en voces e instrumentos como el trémolo y el pizzicato y el uso de disonancias  como recursos para expresar afectos y tensión dramática, características que lo adelantan varios siglos a su época. Es evidente que generó controversias, en el año 1600 el teórico boloñés Giovanni Maria Artusi publicó un ensayo donde ataca su música por sobrepasar los límites de la polifonía equilibrada y exceso de disonancias. Pareciera que el mundo de aquel entonces no estaba listo para una transformación semejante, y tras su muerte, si bien su indiscutible aporte y legado establecieron las bases de géneros como la ópera y el gran oratorio, la música, desde el punto de vista del lenguaje y desarrollo armónico, tonal y formal, regresó a cánones más clásicos y convencionales. Stravinsky tenía razón al afirmar que la música moderna hubiera llegado mucho más rápido si se hubiera seguido por el camino iniciado por Monteverdi en lugar del curso que tomó en el barroco pleno y el clasicismo.

Monteverdi, padre de la ópera

La Favola D’Orfeo o “L’Orfeo” de Monteverdi se considera la primera ópera de la historia, y hoy día sigue siendo parte del repertorio operístico universal.  

Pese a que previamente Jacopo Peri y Giulio Caccini, de la Camerata Bardi, compusieron los dos primeros dramas musicales que se hayan registrado, el Orfeo es la obra que reúne los elementos estructurales para ser calificada como la primera ópera: una secuencia de cinco actos precedidos por un prólogo, un conflicto dramático, evolución de personajes y exposición de la trama mediante una “recitación cantada”, intervención dramática de coros, interludios musicales y la primera plantilla de instrumentación que se conoce, lo que vendría a ser la aparición de una orquesta acompañando a unos cantantes que representan el drama. L’Orfeo fue un encargo que le hiciera a Monteverdi el duque Vincenzo Gonzaga en Mantua para ser representada en el Palacio, pero las siguientes óperas de Monteverdi fueron llevadas a escena en teatros públicos.

Estando ya en Venecia como maestro di cappella en la Catedral de San Marcos, Monteverdi recibió la visita de Benedetto Ferrari y Francesco Mannelli, dos cantantes que llegaron de Roma a formar parte del coro de la basílica que él dirigía. Era el año 1636 y Monteverdi, a sus 69 años, esperaba llevar una sosegada vejez de allí en adelante, pero estos dos cantantes cambiaron ese destino. Los dos tenían una vasta experiencia en teatro y lograron persuadir a las autoridades venecianas para abrir una casa de ópera pública en un viejo teatro que se había utilizado anteriormente para la Commedia dell’ Arte, llamado la Corte del teatro Vecchio. Por primera vez en la historia se le dio al público acceso a la ópera en un teatro por el módico precio de 4 liras, ya que hasta entonces había estado reservada a las cortes y a la nobleza. Naturalmente, la nobleza se quedó con los palcos. Fue allí donde se originó la ópera pública que conocemos hoy día. El teatro comenzó a funcionar bajo el nombre de Teatro San Cassiano y se estrenó con la ópera Andromedea, con libreto de Ferrari y música de Mannelli, desgraciadamente desaparecida, pero no así Il Ritorno D’Ulisse in Patria, la segunda ópera de Monteverdi ya pensada para un público anónimo, que compraba una entrada y se sentía en derecho de exigir un espectáculo de calidad, con efectos de tramoya, interpretaciones convincentes y dramas que, aunque pudieran tener un trasfondo mitológico, tuvieran personajes que lucieran reales y con sentimientos humanos, cosa que Monteverdi logró con maestría en esta ópera y posteriormente en L’Incoronazione di Poppea, en Nápoles, obra que dio inicio a la escuela napolitana de ópera y que dio nacimiento, cientos de años más tarde, al Bel Canto. Compuso muchas otras óperas, pero sólo estas tres sobrevivieron junto al famoso Lamento de Arianna, único pasaje de la ópera Arianna lamentablemente desaparecida también.

Se acaba el año 2017, y es así como el mundo entero celebró el 450 aniversario del nacimiento de Claudio Monteverdi:

Las tres óperas de Monteverdi en La Fenice, dirigidas por John Eliot Gardiner

Muchos tuvieron la suerte de asistir a cualquiera de las producciones de las tres óperas sobrevivientes de Monteverdi que John Eliot Gardiner, el aclamado director especialista en música del período con instrumentos de época, llevara de gira Europa. Durante el verano y sin escatimar recursos, Gardiner se llevó al Monteverdi Choir, The English Baroque Soloists y una troupe de solistas a presentar Il Ritorno D’Ulisse in Patria, L’incoronazione di Poppea y La Favola D’Orfeo. En este video John Elliot Gardiner nos habla del 450 aniversario de Monteverdi. Uno de los lugares más emblemáticos donde se presentaron las tres óperas fue en el Teatro La Fenice en Venecia, y lo increíble es que las tres producciones están disponibles para ver online. Te ofrecemos a continuación los vínculos: Pulsa la ópera que desees ver: L’Orfeo,  Il Ritorno D’Ulisse in Patria o L’Incoronazione di Poppea. También en el Festival de Edimburgo se llevó la producción de L’Orfeo. Puedes ver la promo del Festival de Edimburgo por el propio Gardiner en este video.

Harmonia Mundi relanza las grabaciones de los madrigales y la Selva Morale e Spirituale, por William Christie

Para celebrar el 450 aniversario de Monteverdi, el sello discográfico Harmonia Mundi relanzó una edición aniversaria de lujo de las grabaciones que, durante quince años, el ensemble de música antigua francés Les Arts Florissants y su director William Christie le han dedicado a la obra monteverdiana.

Desde los madrigales, en especial la extraordinaria grabación de los “Madrigales Guerreros y Amorosos” del libro VIII, hasta la grabación integral de la Selva Morale e Spirituale, el más importante compendio de música sacra y secular del compositor.

 Cremona per Monteverdi 2017

 

En Cremona, ciudad natal de Monteverdi, se está realizando el Festival Monteverdi,  que empezó en octubre de 2017 y se extiende hasta febrero de 2018. Todos los espacios en que Monteverdi hizo vida artística y se presentaron sus obras, desde las iglesias hasta los museos que otrora fueron cortes y salones que dieron vida a su música, están abiertos al público con numerosos conciertos en las localidades originales donde fueron compuestas las obras. Además de conciertos se darán conferencias, clases magistrales, exposiciones de arte y tours por los sitios de interés arqueológico. Se puede obtener información detallada de todos los eventos en la página web http://www.monteverdi450.it

Monteverdi el Radical, por Sara Mohr-Pietsch

La experta presentadora de radio y televisión británica Sara Mohr-Pietsch nos brinda una serie de programas radiales de la BBC de Londres llamada “Monteverdi, el Radical”, una mirada a la vida y la música de Monteverdi en que explora las razones por las cuales se consideró modernista y radical en su época, en una visita a las principales tres ciudades donde vivió; Mantua, Venecia y Cremona. Puedes descargar los programas en la página web  de la BBC.

El año Monteverdi en Venezuela

En Venezuela le rendimos homenaje al genio de Monteverdi, y tuve el enorme placer de ser parte de ello. El tenor Luis Cabrera y yo tuvimos el gusto de encarnar el personaje de Orfeo en la estupenda producción de L’Orfeo de Monteverdi de la Camerata de Caracas bajo la dirección escénica y musical de Isabel Palacios, con quien he tenido el gusto y la maravillosa experiencia de trabajar durante los últimos 23 años de mi vida y los que faltan por contar. En una co-producción con el Teatro Teresa Carreño, las 4 funciones en la Sala José Félix Ribas se llevaron a cabo con gran éxito y una calurosa recepción del público durante los días 28, 29 y 30 de abril de 2017. La buena noticia es que en YouTube está disponible la versión completa de la última de nuestras funciones. Pulsa aquí para ver el prólogo y los dos primeros actos de esta emotiva puesta en escena que llevamos adelante Isabel Palacios y todos los artistas de la Camerata de Caracas, y aquí para el tercero, cuarto y quinto acto, en el marco de la celebración del 450 aniversario del nacimiento de Claudio Monteverdi. También puedes leer aquí la nota que para la ocasión escribió Joaquín López Mujica, uno de los principales colaboradores de Venezuela Sinfónica.

Para cerrar el año Monteverdi en Venezuela, el tenor Luis Cabrera, la soprano Anna Rotinova, el barítono Abraham Camacho y el Ensemble RicercArte presentaron el día 13 de diciembre en la Sala Fedora Alemán del CASPM la obra  Il Combattimento di Tancredi e Clorinda, un madrigal representativo del libro VIII de Monteverdi que se considera antecesor de la ópera y uno de los más significativos dramas musicales del compositor.